PRENSA | Noticias o o

10/03/2020

"Vale la pena intentar un acuerdo de la oposición"

imagen
Fue rector de la UNL, intendente de Santa Fe, presidente del radicalismo, candidato a gobernador, diputado nacional y embajador en Uruguay. Después de varios años caracterizados por los desplazamientos, Mario Barletta volvió a asentarse en Santa Fe. Pero lejos de aquietarse, lo moviliza el mismo factor: la política. No habla de postulaciones, pero sí de la vocación de trabajar por la ciudad y por la provincia. “En ambos casos pueden contar conmigo”, avisa.
 
-¿Qué le dejó su desempeño como embajador en Uruguay?
 
 
-La gestión fue buena. La relación entre ambos países, productiva. No olvidemos que veníamos de una etapa muy difícil, del gobierno anterior al de Cambiemos. Sobre todo por el conflicto de las pasteras, pero esto también derivó en otra cantidad de problemas. Prácticamente se generó un distancia enorme entre ambos países. Cuando me tocó la función se generó un acercamiento, y se pusieron en marcha muchísimos temas a solucionar, desde cuestiones diplomáticas a otras muy prácticas. Por caso, el dragado del río Uruguay. 
 
 
- Y el regreso a Santa Fe lo encuentra también inmerso en la política partidaria. 
 
 
- Sí. Volver a la ciudad de Santa Fe para mí es una gran y enorme satisfacción. Porque no sólo fueron dos años en Uruguay, sino, previo a ello, cuatro años como diputado nacional -que era un ir y venir- y antes, presidente del partido en el orden nacional, cosa que me obligaba a estar en distintas provincias. Así que el regreso a mi ciudad y mi provincia me llenó de energía, de ganas. Los resultados de las derrotas electorales en Santa Fe, en la provincia y en el país, lejos de generarme una actitud de quietud, me dieron muchísimas ganas, mucha adrenalina, para trabajar por la ciudad y la provincia.
 
 
-¿Eso incluye la intención de postularse para un cargo ejecutivo?
 
 
- No creo que tengamos que partir de ahí. A veces en política, cuando se parte de los intereses personales se pierde de vista la necesidad de tener en cuenta los intereses generales. Pensar en lo que la ciudad necesita, recuperar el vínculo con la gente, tener en claro las políticas que eviten que la ciudad dé marcha atrás. En 2007 se empezó con un cambio importante en la ciudad. El gobierno de la ciudad se hizo cargo, cosa que no sucedía con anterioridad. Y la provincia tiene todo para estar mucho mejor.
 
 
- A nivel partidario es un momento especial, con el esfuerzo por reagrupar vertientes con alineamientos diferentes. 
 
 
- Ése es un trabajo importante que tenemos por delante, que hay que asumirlo con mucha responsabilidad, apertura. El radicalismo tiene un despliegue territorial muy importante en la provincia. Y es complejo por la existencia, justamente, de muchas vertientes. Por eso es de suma importancia trabajar por la unidad partidaria.
 
 
- En el partido parece estar bastante extendida la convicción de que es posible esa unidad, e incluso un acuerdo con los distintos espacios de oposición en la provincia.
 
 
- Se están dando pasos importantes, desde las autoridades del radicalismo en la provincia se ha generado una mesa de acción política, donde participan los distintos sectores, coincidiendo en la necesidad de generar esa reunión del radicalismo, no solo para ponernos en valor, sino para trabajar en búsqueda de una unidad que lo trascienda. Que integre al socialismo, la Coalición Cívica y el PRO. Yo creo que es dificil, pero vale la pena intentarlo. Fundamentalmente en el orden provincial, pero también en el municipal. Hace poco tuvimos elecciones en San Guillermo, que fueron un buen ejemplo de eso.
 
 
- ¿Cómo ve al gobierno de la provincia?
 
 
- Yo tenía una expectativa mayor en el inicio de los nuevos gobernantes -habida cuenta de que hubo 60 días antes de asumir- en cuanto a tener y considerar los planes en educación, en seguridad, en producción. Y creo que todavía hay retraso en eso. La provincia tiene muchisimas ventajas, tenemos dadas todas las condiciones para estar mejor. ¿Como puede ser que esté en los más altos niveles de inseguridad? No se explica. Y ese es el gran tema, junto con el de la educación. El gobierno y los gremios tienen que dialogar todo lo que sea necesario hasta llegar a un acuerdo. Ahora, mientras tanto, tiene que haber clases. Los derechos de los chicos tienen que estar por encima de cualquier diferencia. Acabamos de presentar un proyecto, con el diputado Alejandro Boscarol por los 190 días de clase. Hay un estudio reciente que dice que estamos últimos en la cantidad de horas de clase por año, entre Uruguay, Paraguay, Chile, Perú, Méjico y Jamaica. Desde que un chico empieza la primaria hasta que termina la secundaria, entre paros, asambleas y distintas circunstancias, pierde el equivalente a un año de clases.
 
 
No tenemos ley de Educación en la provincia. Está en el Senado. Esperemos que se retome; la necesitamos. Yo tengo una aspiración de máxima, que es volver a un sistema nacional de educación. Lo que sucedió en los ‘90 todavía lo estamos pagando, porque eso profundizó diferencias, que no deberían existir. Hay provincias que invierten 10 veces más que otras. Hay diferencias en la cantidad de días de clases, entre los sueldos de los docentes. El Consejo Federal de Educación hace 10 años dictó una resolución para que las provincias tiendan a aumentar los días de clases, y ampliarse a los 190. 
 
 
En producción tenemos una enorme capacidad en cuanto a productos primarios, y a la vez también en la ciencia, para incorporarles valor agregado. Tenemos el río Paraná, que significa energía, riego, transporte fluvial. 
 
 
Por todo eso trabajamos y estamos dispuestos a dar lo mejor para esta ciudad y para esta provincia. Como me gusta decir, en ambos casos pueden contar conmigo
 
 
Vínculo con Jatón
 
Barletta calificó como “buena” su relación con el intendente santafesino, Emilio Jatón, con quien estuvo reunido y a quien aportó el contacto de ex funcionarios de su sector.
 
 
“No podemos volver atrás en la ciudad de Santa Fe. Desde 2007 se ha producido un cambio importante, y la ciudad ha crecido, se ha recuperado. En educación, salud, espacios públicos, lugares emblemáticos: Estación Belgrano, Mercado Norte, Mercado Progreso, Molino Marconetti, Molino Franchino, Parque Garay, el Parque de la Constitución, las plazas. Recuerdo cuando al finalizar la gestión me preguntaban cual era la obra por la cual tenia mas consideración, y yo decia que era que estábamos recuperando el orgullo de ser santafesinos. Eso se prolongó en 12 años de gestión municipal, aún en el marco de un país con dificultades”, relató el dirigente.
 
 
Y, a modo de corolario: “No vamos a mezquinar absolutamente nada de lo que podamos brindar, para el bien de los santafesinos”.
 
 
Enviar Noticia por email

"Vale la pena intentar un acuerdo de la oposición"

Tu nombre:
Tu Email:
Para:
Email:

Vista previa:

[para]:
te recomiendo que leas la nota - "Vale la pena intentar un acuerdo de la oposición" -: http://www.mariobarletta.com/-vale-la-pena-intentar-un-acuerdo-de-la-oposicion--533.html, publicada en la pagina web de Mario Barletta, pre-candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Santa Fe.
[tu nombre]