PRENSA | Notas de interés o o

31/08/2013

EL RADICALISMO CAMINO A 2015

1. La unidad partidaria
Cuando iniciamos la gestión del Comité Nacional en diciembre de 2011, el radicalismo era un partido con serias dificultades. El funcionamiento de los espacios orgánicos estaba prácticamente paralizado y los sectores internos mostraban preocupantes fracciones. Los afiliados se escurrían hacia otras opciones: el FAP, el PRO o hasta el mismo kirchnerismo. El partido se sostenía gracias a la voluntad férrea de un puñado de dirigentes y militantes.
Los resultados electorales eran el reflejo de esta serie de impedimentos que inhibían la acción política y el acompañamiento social.
El partido necesitaba apertura, vitalidad, acción, unión y construcción. Había que incorporar estos cinco elementos en toda nuestra acción política.
Los 122 años de historia y experiencia no son en vano. Tan pronto nos propusimos estos objetivos desde el Comité Nacional, la estructura respondió y comenzó un rápido proceso de fortalecimiento y revitalización.
Los encuentros de concejales, de legisladores provinciales y nacionales, de intendentes, de la Juventud Radical y la Franja Morada, de la Organización de Trabajadores Radicales, del Foro de Mujeres Radicales y fundamentalmente, el funcionamiento de la Convención Nacional, la Mesa Ejecutiva del Comité Nacional y el Plenario Nacional con todos los presidentes de distrito, permitieron tomar el pulso del radicalismo en toda su extensión. Este trabajo fue fortalecido por visitas a cada lugar del país, para promover el federalismo y consolidar la territorialidad partidaria.
La acción coordinada con los bloques de diputados y senadores permitió alcanzar un impacto mayor del trabajo parlamentario, e impedir -siendo franca minoría- que asuma un inepto como Daniel Reposo al frente de la Procuradoría Nacional, que se lo desplace a Leandro Despouy de la Auditoría General de la Nación, que se reforme el Consejo de la Magistratura, que se lo ascienda a César Milani a Teniente General del Ejército, y fundamentalmente, que el kirchnerismo no avance con los intentos reelecionistas. La labor legislativa del radicalismo logró además poner en debate temas centrales, como las leyes aprobadas para otorgar el 82 por ciento móvil para las jubilaciones y la normalización del INDEC. Asimismo, el radicalismo presentó en la cámara baja una veintena de iniciativas tendientes a la modificación de impuesto a las ganancias incluyendo la suba del piso del mínimo no imponible. La UCR fue la columna vertebral en la discusión para alcanzar la Ley de Femicidio y otras propuestas contra la violencia de género, como la derogación de la figura del advenimiento. Senadores y Diputados del radicalismo presentaron proyectos con el objetivo de recuperar los ferrocarriles, como también la modificación de la Ley del Impuesto al Cheque para coparticiparlo en un 100%. Nuestro partido ha impulsado un proyecto integral para la recuperación energética que incluía la nacionalización de YPF, anterior a la iniciativa del Poder Ejecutivo, y que establece las bases para un desarrollo sustentable fuertemente arraigado en nuestra soberanía.
La apertura y el diálogo fueron los motores de un conjunto de reuniones y encuentros con organizaciones sociales como la CTA, la CGT, la Iglesia, la DAIA, la Federación Agraria, la Sociedad Rural, la UIA y la Cámara Argentina de Comercio.
Esta unidad de acción perfiló claramente una línea de entendimiento con la sociedad que poco a poco fue rompiendo el aislamiento del radicalismo. Y que selló en la convocatoria a importantes actos en todo el pais con los principales referentes nacionales, la imagen de un partido unido que dejaba atrás las interminables rencillas internas y los permanentes desencuentros.
Los jóvenes universitarios del radicalismo cumplieron un rol clave, representando a más de un millón y medio de estudiantes en todo el país, con la renovación de la conducción de la Federación Universitaria Argentina, ganada a pesar de tener en contra todo el aparato del Estado con La Cámpora, que no logra cautivar a la juventud.
Esta unidad de acción necesitaba fundarse en un principio fuerte de identidad. Buscamos en la historia, en el pensamiento de nuestros fundadores desde Alem hasta Raúl Alfonsín pasando por Illia, Lebensohn e Yrigoyen. Encontramos un denominador común: la lucha de la UCR por la afirmación de los valores. Aquellos valores que son esenciales tanto para la vida social en común como para la organización de la vida política en un estado democrático: la transparencia y la honestidad, la educación de calidad para todos, el trabajo y la cultura del esfuerzo como forma de progresar, tanto individualmente como de manera colectiva.
Sondeamos la opinión pública –porque entendemos que debemos escucharla con instrumentos modernos- y constatamos que la recuperación de estos valores constituía una de las demandas más importantes de la ciudadanía que pretendíamos representar.
A partir de allí, trazamos el camino más directo para conciliar nuestras convicciones más profundas con el sentimiento mayoritario de la sociedad.
Sólo restaba proponer a los mejores candidatos en cada distrito para que expresen y representen, no sólo al radicalismo, sino fundamentalmente al conjunto estas nuevas demandas sociales.

2. La conformación de una coalición nacional
Junto a la unidad partidaria, otra de las preocupaciones centrales era la necesidad de construir una alternativa de poder al kirchnerismo. El radicalismo no es un partido testimonial sino un partido de gobierno. Para ello, era necesario articular con fuerzas afines del arco opositor, diversas acciones que tendrían como principal campo de acción los espacios legislativos. Así, nos reunimos en varias oportunidades para defender los organismos de control, los magistrados y las instituciones de la democracia. Este sería el principal antecedente para limar viejas disputas y desencuentros y sobre todo, para ir afianzando un instrumento de concertación política.
Se fueron dando así las condiciones para que en ocasión del 29 aniversario de nuestra democracia, recibiéramos en la sede de la UCR a los máximos referentes de la oposición a nivel nacional. La firma del "compromiso democrático" por parte de todo el arco opositor, desde el socialismo hasta el PRO, marcó un trascendente hito político; se selló un acuerdo sobre criterios compartidos de convivencia y un frente común para frenar los abusos del gobierno.
  
 
 
Posteriormente, realizamos una invitación pública al partido socialista, la Coalición Cívica y la Coalición Cívica-ARI, el Proyecto Sur, el GEN y Libres del Sur entre otros a constituir frentes electorales en cada distrito, buscando polarizar con el kirchnerismo y sumar la mayor cantidad de legisladores nacionales para frenar los intentos reeleccionistas y promover un programa común de reinvindicaciones políticas, económicas y sociales.
Para ello, entendimos que las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) son la mejora herramienta para dirimir candidaturas con la participación de la ciudadanía.
El resultado es muy positivo, ya que en 16 de los 24 distritos se conformaron frentes con participación de la UCR.
La conformación de UNEN en Ciudad de Buenos Aires fue quizás el esfuerzo más audaz por aglutinar a las fuerzas auténticamente progresistas en una alternativa sólida y competitiva frente al kirchnerismo y al PRO.
 
 
La experiencia de Santa Fe ha sido la guía y la expresión más cercana de la unidad del espacio progresista en gobierno. Es un modelo de convivencia democrática que ha superado la etapa de ser solo un armado electoral, con dos gestiones de gobierno y la administración cotidiana de problemas y soluciones de una provincia de las dimensiones y de la complejidad como la de Santa Fe. Sin duda, constituye un ejemplo a seguir en el país.
 
3. Las elecciones primarias
En las elecciones primarias del 11 de agosto, 72% de los argentinos votó en contra del gobierno kirchnerista. La UCR junto a los distintos frentes que integra obtuvo más de 5 millones de votos (23%) contra 6.1 millones de votos del FPV (28%). Esto implica que el gobierno ha perdido más de 4,2 millones de votos comparado con el 2011 (alrededor del 40%), mientras que la UCR junto con las fuerzas políticas aliadas sumó más del 80%.
El kirchnerismo fue derrotado en los 5 distritos más poblados del país, que representan en conjunto el 67 por ciento del cuerpo electoral (Buenos Aires, Córdoba, Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Mendoza). Los candidatos de la UCR y sus aliados triunfaron en Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz y Santa Fé, y alcanzaron el segundo lugar en Córdoba, Chaco, Formosa, La Pampa, La Rioja, Misiones, Río Negro, San Luis y Santiago del Estero. Está en discusión legal el primer lugar en Jujuy.
Los resultados electorales hacen probable un desplazamiento del centro de gravedad político. El debilitamiento del actual gobierno podría expresarse en la pérdida del control del Congreso y en el distanciamiento de gobernadores e intendentes en relación al Ejecutivo Nacional. Todo esto en un contexto económico de alta inestabilidad y agotamiento.
De repetirse en octubre los resultados de las PASO, se estaría revelando que la UCR sería la principal la fuerza política alternativa y con mayor representatividad territorial al obtener legisladores en 19 de los 24 distritos electorales. Del mismo modo, de los 41 legisladores nacionales (diputados más senadores) obtenidos, 29 pertenecerían la radicalismo.
Otro dato relevante que ofrece el resultado de las PASO es el frustrado intento del PRO de transformarse en una fuerza nacional con aptitud para protagonizar el desafío presidencial del 2015. En efecto, con un escaso 6% de los votos en todo el país, obtendría legisladores nacionales solo en 4 distritos.
 
 
4. Los próximos pasos
Queda el desafío de Octubre. Y queda extender la conformación de frentes distritales a una gran Coalición Nacional con las fuerzas afines capaz de disputar el poder en el 2015.
Durante el próximo año se deberá trabajar en transformar el acuerdo electoral distrital en una verdadera coalición de gobierno. Esta tarea deberá llevarse a cabo convocando a intelectuales, científicos, técnicos, militantes con experiencia de gestión de gobiernos locales y provinciales, para luego consensuar un programa con los actores reales de la gestión del Estado y de los distintos sectores sociales. Comenzará entonces la Argentina a recuperar oportunidades perdidas, y a progresar hacia una socialdemocracia más justa e inclusiva.
Eso será lo que haga la diferencia. Las variantes peronistas tendrán complicaciones serias para formar una coalición electoral en medio de una transición, porque la disputa por el liderazgo creará tensiones riesgosas para la gobernabilidad y eso, junto con una coyuntura económica desfavorable, será un obstáculo difícil de superar.
En nuestro caso, podemos aprender de la experiencia exitosa de la provincia de Santa Fe y también de los países vecinos (Chile, Uruguay y Brasil) que demuestran que para ganar y gobernar con una orientación reformista y transformadora, se debe construir una coalición - estructurada desde y por los partidos que la integran- donde se definan claramente los programas y la política, se delimiten bien las responsabilidades, se adopten procedimientos consensuados para tomar decisiones y se reconozca en las PASO un mecanismo para la selección de candidatos.
Los protagonistas de este proyecto tenemos un denominador común, que es el de saber que podemos construir un país mejor, con industrias pujantes, con educación igualitaria, donde no mande la corrupción sino la gestión transparente de los fondos públicos para una justa distribución de la riqueza.
Esta es una forma inteligente de reconstituir el sistema político en la Argentina, optando así por un sendero que se bifurca del facilismo económico y del populismo político que nos gobierna. Ahora se abre un desafío para la consolidación y el crecimiento sostenido de la UCR y sus aliados políticos como alternativa de control legislativo en octubre y de gobierno para el 2015.
 
 
Mario Barletta
Presidente UCR Nacional
Agosto de 2013
 
 
 
Enviar Nota por email

EL RADICALISMO CAMINO A 2015

Tu nombre:
Tu Email:
Para:
Email:

Vista previa:

[para]:
te recomiendo que leas la nota "EL RADICALISMO CAMINO A 2015": http://www.mariobarletta.com/nota-el-radicalismo-camino-a-2015-17.html, publicada en la pagina web de Mario Barletta, pre-candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Santa Fe.
[tu nombre]