PRENSA | Notas de interés o o

02/09/2014

Industria

La industria nacional, atacada por las políticas neoliberales de los 90 hasta casi su extinción, tiene su día, el 2 de septiembre, a partir de 1587 cuando se produjo la primera exportación argentina al exterior. Fue cuando la carabela San Antonio zarpó a Brasil con un cargamento fletado por un obispo tucumano.

La industria nacional, atacada por las políticas neoliberales  de los 90 hasta casi su extinción, tiene su día, el 2 de septiembre, a partir de 1587 cuando se produjo “la primera exportación argentina al exterior”. Fue cuando la carabela San Antonio zarpó a Brasil con un cargamento fletado por un obispo tucumano. Eran tejidos y sacos de harina producidos en la, entonces, próspera Santiago del Estero; fue consignada luego como un caso de corrupción y c, pero ese no es el motivo de estas reflexiones. (Pigna, F. 2009).
 
Casi 430 años después, conmemoramos otro día de la industria nacional, que conoció épocas muy buenas, impulsada por políticas de desarrollo y crecimiento. Lo hacemos en un contexto complejo, marcado por la suspensión de procesos y  trabajadores, el cierre de empresas que arrastran tras de sí miles de puestos de trabajo y una creciente incertidumbre. No hay sector productivo que escape a esta realidad, cuyos últimos años acumularon caídas diversas pero todas significativas.
 
La producción automotriz, el eslabón de autopartes,  la construcción, el sector agro-alimentario por mencionar sólo algunos, muestran indicadores negativos, con escasas posibilidades de recuperación a corto plazo. Expertos y actores de distintas economías regionales  indican  que en los últimos 5 años la presión impositiva, la suba de costos y el tipo de cambio desfavorable y la incertidumbre en la rentabilidad han afectado seriamente las exportaciones industriales mientras la inflación y el cuadro impositivo han retraído el consumo interno.
 
Entre tanto, el gobierno nacional no atina a dar con las medidas adecuadas, profundiza el control de precios y amenaza con sancionar a las empresas que no produzcan aún en contextos de rentabilidad nula o negativa. Más de lo mismo, pero vamos en el sentido equivocado.  
Cómo se sale de este entretejido?  Cómo se rompe el círculo vicioso de gasto publico creciente, mayor inflación, más dificultades para importar, incertidumbre, contracción del consumo, achique de la producción suspensiones y despidos?
 
No tenemos duda de que es imprescindible instrumentar con firmeza:
  • La  acción coordinada de los organismos públicos  con competencias en la materia, esto es una política pública explícita, concertada y sostenida que promueva decididamente más transformación local, más agregado de valor que promueva empleo y trabajo genuino.
  • El incremento del asociativismo, no sólo en la base productiva, sino para  la transformación industrial; la experiencia reciente de países de la región destacan esta estrategia porque salva a las empresas de una caída segura  frente a vaivenes típicos de los mercados.
  • El apoyo a emprendimientos de bienes y servicios, en particular en sectores estratégicos que dependen de las importaciones.  Argentina ya no puede prescindir de un Banco Industrial.
  • La promoción continua de la innovación productiva con apoyo del sector del conocimiento y estimulo de instrumentos fiscales y financieros, persiguiendo entre otros objetivos la sustitución de importaciones.
  • El apoyo constante a la internacionalización de pymes, lo que en la experiencia mundial es imposible sin un dispositivo de políticas públicas en la materia.
Políticas públicas integradas, coherentes y sostenidas. No hay otro camino.
 
Mario Barletta
Diputado de la Nación
Septiembre de 2014.
Enviar Nota por email

Industria

Tu nombre:
Tu Email:
Para:
Email:

Vista previa:

[para]:
te recomiendo que leas la nota "Industria": http://www.mariobarletta.com/nota-industria-38.html, publicada en la pagina web de Mario Barletta, pre-candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Santa Fe.
[tu nombre]