PRENSA | Notas de interés o o

23/09/2013

Rutas nacionales en la provincia de Santa Fe: la discriminación a través de la obra pública

Una de mis preocupaciones más hondas es la cantidad de santafesinos que han perdido la vida, en estos años muchos más, debido a los accidentes de tránsito. Nuestra provincia ostenta el triste segundo lugar, ubicada sólo detrás de la de Buenos Aires.

Creo que estas cifras terribles deben servirnos al menos para comenzar a entender qué cosas podemos cambiar nosotros como sociedad y cuáles necesariamente están a cargo del Estado nacional, que ha discriminado sistemáticamente a nuestra provincia en lo que a obras se refiere. Según los datos estadísticos, en 2012 (y se sostienen sistemáticamente en la última década), las tres rutas del territorio santafesino con mayor cantidad de casos fatales por accidentes fueron trazas nacionales: la 11, la 34 y la 33, en ese orden.
La ruta nacional 11 une capitales como Santa Fe, Resistencia, Formosa, y llega hasta Asunción; es una ruta troncal, con claros signos de colapso al menos en el gran Santa Fe. Hay un proyecto nacional de hacer autovía, un modesto tramo de 100 de los 600 kilómetros de la 11 en la provincia, desde Santa Fe hasta San Justo. Pero todo se dilata y cada nuevo presupuesto nacional, como el que obtuvo media sanción en el Congreso la semana pasada, sólo hace prever otro luctuoso año de accidentes fatales y ningún kilómetro nuevo construido.
 
La ruta nacional 34 no es menos importante: va desde Rosario hasta Bolivia y trae desde el norte todo el tráfico de camiones que vienen a los puertos. Hay proyectos muy demorados de transformar en autovía el tramo Rosario-Sunchales, con idéntico resultado: nada. En este sentido, lo hemos escuchado a Perotti, cuando era el intendente de Rafaela, reclamar enfáticamente la autovía de la 34,  aunque últimamente parece que en el Congreso como diputado ha dejado de insistir con este pedido.
 
Ésta tristemente célebre ruta,  hasta tiene un grupo de usuarios agrupados en un blog que reclama constantemente una solución. Por tomar el caso de una pequeña localidad ubicada a la vera de la ruta 34, Angélica, lamenta 13 casos fatales, incluyendo su ex presidente comunal. Desde 2006, se registraron más de 300 casos fatales sobre ella, en territorio santafesino. Las estrellas amarillas pintadas sobre el asfalto que recuerdan cada caso pueden verse claramente a lo largo de toda su extensión.
.
Otro tanto pasa con la ruta nacional 33, que une poblaciones de gran importancia entre Rufino y Rosario: los accidentes se suceden por la traumática convivencia -en una calzada angosta- de camiones que van a los puertos con vehículos de muy diferente porte y velocidades. La ruta ya está prometida, se estudian alternativas para su trazado, pero la realidad es que en la última década es que sólo se hicieron parches.
 
Podrán esgrimir algunos que las rutas nacionales 11, 34 y 33 tienen semejantes tasas de accidentes constantes porque concentran mucho tránsito vehicular. Pero en la última década no se construyó un solo metro de autovía sobre estas rutas peligrosas. ¿Cómo se explica que el gobierno nacional recaude millones desde Santa Fe pero no  devuelva en obras prácticamente nada? Paradójicamente, el kirchnerismo ha descuidado y despreciado la necesidad de generar mejoras estructurales en las rutas que le aseguran los fondos que mantienen el supuesto "modelo": por Santa Fe pasan buena parte de la flota de camiones del país hacia los puertos, cargados de soja y los demás frutos del trabajo de nuestros productores. 
 
Tampoco generó en estos años alternativas –como el ferrocarril, que el menemismo, con el aval de los Kirchner liquidó en los 90’- que descongestionen nuestras rutas. Desde la UCR el año pasado presentamos el Plan Nacional para la Recuperación del Ferrocarril y nunca fuimos escuchados; y el Tren Urbano en la ciudad de Santa Fe no está funcionando solo por que el secretario de Transporte, el santafesino Ramos, no firma el expediente correspondiente. Es evidente que no es un tema prioritario para el gobierno nacional.  
En octubre tenemos la oportunidad de empezar a cambiar esto. Necesitamos diputados que vayan al Congreso Nacional a defender los intereses de los santafesinos y a exigir el cumplimiento de lo que nos corresponde, según lo establece la Constitución Nacional y la Ley de Coparticipación Federal. El Federalismo no es un capricho de los santafesinos, es la forma de organizarnos que elegimos hace 200 años. Y la equidad en la obra pública es la mejor muestra de la voluntad real de un gobierno por defenderlo, para que todos los argentinos puedan gozar de la misma calidad de vida. 
Enviar Nota por email

Rutas nacionales en la provincia de Santa Fe: la discriminación a través de la obra pública

Tu nombre:
Tu Email:
Para:
Email:

Vista previa:

[para]:
te recomiendo que leas la nota "Rutas nacionales en la provincia de Santa Fe: la discriminación a través de la obra pública ": http://www.mariobarletta.com/nota-rutas-nacionales-en-la-provincia-de-santa-fe-la-discriminacion-a-traves-de-la-obra-publica--25.html, publicada en la pagina web de Mario Barletta, pre-candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Santa Fe.
[tu nombre]